radio online
Sin eventos

Fundación Santa María la Real se adentra en el apasionante mundo de los grandes viajes de la historia

27 Abr 2021
112 veces
Hoy ha comenzado el curso online I Lecciones de Arte e Historia: Traspasando fronteras: viajar, peregrinar, explorar, que la Fundación Santa María la Real organiza hasta el próximo jueves, 29 de abril, para dar a conocer algunos de los grandes viajes y viajeros de la historia de la humanidad. 
 
“El afán del hombre por desplazarse de unos lugares a otros, por necesidad o por curiosidad, ha sido una constante a lo largo de la historia y en ese deambular por el mundo fueron muchas las fronteras que hubo de traspasar, unas de carácter físico y otras de carácter cultural”, explica Pedro Luis Huerta, director del curso. 
 
Según Huerta, el conocimiento de estos viajes es cada vez mayor, pero “aún no es suficiente para calibrar la verdadera dimensión de un fenómeno que fue común a todas las civilizaciones y en todas las épocas”. Para ello, hay que tener en cuenta aspectos tan variados como la concepción del mundo en cada momento, los motivos del desplazamiento, los modos y medios de realizarlo, los destinos, las distancias, la duración o la narración y difusión del viaje, entre otros.  
 
Para adentrarse en este universo, el curso cuenta con seis especialistas que tratarán de ofrecer una visión de los tipos de viajes que se realizaron en distintas épocas. Un recorrido que va desde las conquistas de Alejandro Magno a los viajes “virtuales” a través de los mapas de comienzos de la Edad Moderna, “cuando los periplos transatlánticos empezaron a mostrar un nuevo mundo que recorrer”.
 
El viaje más allá de los confines del orbe
 
El curso ha comenzado esta mañana con las dos primeras ponencias online, impartidas por los catedráticos de Historia Antigua, Francisco J. Gómez Espelosín, y Mar Marcos Sánchez, de las universidades de Alcalá de Henares y Cantabria, respectivamente. El primero habló sobre La expedición de Alejandro Magno y el descubrimiento de un mundo fabuloso y la segunda sobre Las primeras peregrinas a Tierra Santa.
 
Gómez Espelosín ha explicado que lo que comenzó como una conquista militar para hacerse con el corazón del imperio persa se convirtió en una auténtica expedición que superó todas las fronteras conocidas, penetrando en un mundo nuevo, tanto desde el punto de vista paisajístico, como desde el etnográfico, con poblaciones feroces capaces de combatir hasta la extenuación.
 
“La propaganda oficial impulsada desde el poder, que presentaba a Alejandro como el nuevo dominador del orbe superando incluso las hazañas logradas por héroes y dioses, y la imaginación desbordante derivada de la tradición ya existente que veía en la India una auténtica tierra de las maravillas contribuyeron de forma decidida a completar el cuadro”, señaló el autor.
 
Egeria, la peregrina más famosa 
 
Por su parte, Mar Marcos ha hablado sobre cómo los cristianos heredaron de los romanos la práctica de hacer peregrinaciones; primero acudiendo a las tumbas de los mártires y más tarde, a partir del siglo IV, viajando a los Santos Lugares y visitando a los grandes ascetas del desierto, “que se convirtieron en auténticos “super-stars” de la espiritualidad cristiana”.  Las auténticas pioneras de este tipo de viajes fueron mujeres y, en muchos casos, arriesgaron su reputación e incluso sus vidas.
 
La primera de ellas fue Helena, la madre del Emperador Constantino, modelo para muchas otras mujeres cristianas, como Melania o Poemenia. Sin embargo, la más famosa fue Egeria, quién, a finales del siglo IV emprendió un viaje de tres años, llegando hasta Mesopotamia, que registró en su diario. En ese texto, una auténtica joya de la literatura de viajes, se aprecia que su motivación iba más allá de la religiosidad para convertirse en una aventura turística, que satisficiera su curiosidad.
 
El viaje a Compostela y embajadas diplomáticas
 
Las I Lecciones de Arte e Historia continuarán mañana con otras dos conferencias: las del profesor Pascual Martínez Sopena, de la Universidad de Valladolid, y la investigadora del Instituto de Historia del CSIC, Ana Rodríguez López, ambas centradas en los viajes en la Edad Media. 
 
El primero abordará El viaje a Compostela en la época románica dedicando especial atención al hallazgo de la tumba del apóstol Santiago y su apoteosis, en la que jugó un papel fundamental el arzobispo Gelmírez y que se produjo “en medio de una expansión europea general”. El resto de la ponencia habló de El Camino, desde sus múltiples perspectivas, y de qué es peregrinar y cómo se convierte alguien en peregrino, apoyándose en textos como el Liber Sancti Iacobi o Codex Calixtinus. 
 
Por su parte, la investigadora del CSIC dará una ponencia sobre El viaje diplomático en la Edad Media. Comitivas y embajadas en la que quiere romper con el mito de que la sociedad medieval era una sociedad aislada y sedentaria y demostrar que, por lo menos una parte de ella, “cruzó los límites del mundo que le era familiar”. ¿Con qué motivación? Pues varias, que van desde el envío de regalos entre la corte abbasí y la carolingia hasta las complejidades de las relaciones entre otónidas y omeyas o los viajes emprendidos por las jóvenes de la época como consecuencia de acuerdos matrimoniales.
 
Las ciudades de las mil y una noches
 
El último día, Miguel Cortés Arrese, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha, ofrecerá la conferencia La fascinación por Oriente. Viajeros y exploradores en las ciudades de las mil y una noches. En ella hará un repaso a todos aquellos que se sintieron atraídos por ciudades como Bagdad, El Cairo, Damasco o Alejandría, escenarios dominados por el lujo y la ostentación. 
 
Figuras como Benjamín de Tudela, Ibn Yubayr o Ibn Battuta, que dedicó media vida a los viajes y relató su periplo en la obra maestra A través del Islam. También habrá tiempo para repasar los deslumbrantes viajes -y relatos- del mítico Marco Polo o de Ruy González de Clavijo, que viajó a Samarcanda al frente de una misión diplomática organizada por Enrique III de Castilla.
 
Los mapas, ventanas por las que asomarse al mundo
 
La encargada de cerrar el curso será Sandra Sáenz-López con su ponencia Viajar a través de los mapas. La imagen del mundo en la cartografía de la Edad Media y temprana Edad Moderna. La profesora de la Universidad Autónoma de Madrid analizará distintos ejemplares cartográficos occidentales pintados en muros, iluminados sobre pergaminos o impresos en papel que, como ha expuesto, son fuentes esenciales y “ventanas por las que asomarse” para reconstruir el mundo medieval.
 
“La lectura de los mapas, a medio camino entre la ciencia y el arte, ha permanecido invariable. Leer un mapa medieval, hoy, supone emprender un viaje -subir a cada monte, superar toda frontera y alcanzar los márgenes de la ecúmene-, para saciar nuestra sed de conocimiento por una fascinante época pasada”, concluye Sáenz-López.
 
Valora este artículo
(0 votos)