radio online
Sin eventos

La Diputación eleva el 58% su aportación al VII Taller Diocesano de Restauración, que recuperará medio centenar de obras de arte

31 Mar 2021
124 veces

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero, han visitado hoy el Taller Diocesano de Restauración de Bienes Muebles para conocer los trabajos que desarrolla desde enero esta iniciativa amparada por un convenio entre la administración provincial y la Diócesis. El taller, que alcanza este curso 2020-2021 su séptima edición, permitirá hasta septiembre recuperar medio centenar de obras del abundante patrimonio artístico mueble de la provincia. Ángeles Armisén y Manuel Herrero visitaron esta mañana sus dependencias en el Seminario Menor ‘San Juan de Ávila’, junto a la diputada provincial del Área de Cultura, Carolina Valbuena; y el delegado diocesano de Patrimonio, José Luis Calvo.  

La presidenta provincial valoró el trabajo esmerado y cualificado de las diez personas que trabajan en el taller, al tiempo que mostró su satisfacción por el apoyo de la Diputación a este programa, «que consigue devolver cada año a unas decenas de piezas artísticas su gran valor, además de responder al aprecio que se tiene de ellas en las localidades donde se conservan». En ese sentido, Armisén agradeció «la sensibilidad hacia nuestro abundante patrimonio artístico religioso de la provincia que muestran tanto el Obispado como las parroquias, así como desde las cofradías y comunidades de feligreses católicos». 

La presidenta subrayó el compromiso de la Diputación de Palencia en la conservación del rico patrimonio artístico de la provincia, también en este caso concreto, a través del Taller Diocesano de Restauración de Bienes Muebles, para el que se ha incrementado la partida correspondiente en el 58% con respecto a la de 2020: el presupuesto del actual ejercicio consigna ciento noventa mil euros, frente a los ciento veinte mil del pasado año, lo que permitirá contratar dos meses más a los restauradores. El presupuesto del taller del actual curso 2020-2021 supera ligeramente los doscientos cuarenta mil euros.

VEINTIDÓS LOCALIDADES. Los bienes que son objeto de restauración en este taller se seleccionan de mutuo acuerdo entre ambas instituciones, atendiendo a criterios de importancia, interés general, necesidades, estados de conservación y dispersión geográfica. La comisión de selección de obras ya elaboró un primer listado que incluía veinticinco obras, procedentes de veintidós localidades, de las que ya se han restaurado dieciocho. En otras doce ya se han iniciado los trabajos y próximamente se reunirá de nuevo la comisión para añadir algunas obras más hasta rondar el medio centenar en este curso. 

De esas treinta y siete obras ya restauradas o en proceso de reparación, hay doce esculturas, tres piezas textiles y quince pinturas, la mayor parte sobre tabla, aunque también hay algún lienzo. Entre esas piezas destacan un frontal textil de un altar de la Catedral de Palencia, una dalmática de la Colegiata de San Miguel, en Aguilar de Campoo; una Virgen de la leche, de Támara de Campos; y el Cristo de un calvario de la iglesia de Abarca de Campos. Durante el curso 2019-2020, en la sexta edición del taller, este taller restauró treinta y nueve piezas (procedentes de veintiuna localidades) entre pinturas, esculturas y textiles, algunas de artistas tan significados como Alejo de Vahía, Juan de Valmaseda o Juan de Villoldo. 

Tras suscribirse el convenio entre Diócesis y Diputación, en enero se puso en marcha este séptimo taller, que se prolongará hasta septiembre. El acuerdo renueva la voluntad de la administración provincial por recuperar y conservar las numerosas obras de arte mueble palentino. Ambas instituciones consolidan así su compromiso con mantener ese abundante patrimonio provincial, tras los satisfactorios frutos logrados en los anteriores.

COOPERACIÓN DESDE 2013. El patrocinio de la Diputación permite a la Diócesis contratar un equipo formado por diez restauradores titulados (ocho especialistas en pintura y escultura, más dos especialistas en textiles), que trabajan en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante ocho meses, de mediados de enero a mediados de septiembre. El incremento de setenta mil euros en este año con respecto a la partida presupuestaria de 2020 es una mejora aprobada por la Diputación de Palencia que deriva del interés social y cultural del taller, una utilidad aquilatada desde que se impulsó esta vía de cooperación con la Diócesis en el primer convenio firmado en octubre de 2013. 

Ambas instituciones no solo vienen obligadas legalmente a conservar el patrimonio artístico, sino que también coinciden en la necesidad de mantener esa riqueza de bienes muebles (pinturas, esculturas, piezas textiles) que posee la Diócesis de Palencia, generados y atesorados durante siglos, para que —además de cumplir con los fines religiosos y litúrgicos para los que se crearon— puedan legarse a las generaciones futuras en las mejores condiciones. Asimismo, la actuación se enmarca en la meta 11.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030 planteada por Naciones Unidas —«Protección del patrimonio cultural y natural»—, agenda con la que se alinea desde 2020 el presupuesto de la institución provincial. 

Valora este artículo
(0 votos)