radio online
Sin eventos

Fundación Santa María la Real y CM Editores unen esfuerzos en la difusión del patrimonio cultural

14 Sep 2020
100 veces

El director de la Fundación, Juan Carlos Prieto, y el de la editorial salmantina, Daniel Díez, acaban de rubricar un convenio de colaboración para el impulso y desarrollo de actividades conjuntas.  

Entre las distintas actuaciones a las que alude este acuerdo, destacan la difusión y comercialización de las publicaciones y láminas facsímiles de la editorial y de las maquetas que se realizan en el taller artesanal de Ornamentos Arquitectónicos, gestionado por la Fundación de Aguilar de Campoo. 

El documento también recoge la organización de viajes culturales con temáticas afines a las publicaciones de CM Editores; que se desarrollarán a través de Cultur Viajes, la agencia especializada en turismo y cultura de la Fundación Santa María la Real. Dicha colaboración comenzará con un viaje cultural en el mes de octubre visitando la Ribeira Sacra, siguiendo el mismo itinerario que narró el artista zamorano Ernesto Quero en su particular Cuaderno de Viaje, cuyo facsímil ha sido editado por CM editores bajo su sello CARTEM.

La Fundación Santa María la Real es una entidad privada sin ánimo de lucro, cuya misión fundamental es generar desarrollo sostenible y activar los territorios, mediante la puesta en marcha de proyectos e iniciativas innovadoras relacionadas con el empleo, la atención social, el turismo y la cultura.   

CM Editores S. A. es una editorial dedicada a la reproducción y comercialización de facsímiles de códices medievales, libros de grabados, manuscritos e incunables, en tiradas cortas y limitadas destinadas a bibliófilos, coleccionistas y amantes del arte en general. 

Durante la firma del convenio, los directores de ambas entidades han manifestado su entusiasmo por poder “unir esfuerzos y unas sólidas trayectorias”, en sus respectivos sectores, con un fin común: “demostrar que es posible acercarse al patrimonio y a la historia de una forma amena e incluso divertida, sin perder un ápice de rigor”. 

 
Valora este artículo
(0 votos)