radio online

programas01lf04 copy

   Escuchar ahora: El Alirón

Récord de participación en los cursos, seminarios y talleres de Fundación Santa María la Real

15 Nov 2019
145 veces

Más de 550 personas han asistido este año a las nueve actividades formativas impartidas por la Fundación, en las que se han abordado temas como la figura de Satán en tiempos del románico, el ‘marketing’ en los monasterios medievales o la música del Codex Calixtinus.

Apenas unos días después de clausurar las últimas jornadas de 2019, el equipo de la Fundación Santa María la Real hace balance de los cursos, seminarios y talleres que han impartido este año y en los que han participado un total de 556 alumnos, un 30% más que en ediciones como 2017, con 405 alumnos y 2018, con 424. 

“En años anteriores recibíamos entre 300 y 350 alumnos, pero las tres últimas ediciones hemos registrado un incremento progresivo en el número de asistentes”, explica Pedro Luis Huerta, coordinador del programa de cursos. En cuanto a los motivos de esta tendencia al alza, señala dos, la selección de temas y ponentes, “siempre tratamos de abordar el románico desde perspectivas diferentes e interesantes para el aficionado” y la “retroalimentación” que se da “entre las distintas propuestas culturales de la Fundación”.

“Las personas que participan en nuestras actividades son auténticos apasionados del arte y el patrimonio, que buscan saciar su inquietud y su curiosidad por todas las vías posibles. A las tradicionales publicaciones, cursos, seminarios y talleres o a la actividad del centro expositivo Rom, se suma desde hace unos años nuestra agencia Cultur Viajes, especializada en turismo cultural, que ha acabado de redondear el círculo”, apunta Huerta.  

Satán y las obras maestras del románico, las más multitudinarias

En 2019 se han realizado nueve actividades formativas entre los meses de abril y noviembre, que han abordado temas como la figura de Satán en los siglos del románico, el ‘marketing’ en los monasterios medievales o la belleza, la persuasión y la retórica en el arte medieval, entre otros. “Nuestros cursos combinan siempre las ponencias con los recorridos por el entorno para que los participantes puedan disfrutar in situ del arte románico” y éste es, sin duda, “un valor añadido para los participantes”.

Y si de práctica se trata, nada como los talleres, en 2019 se han impartido cuatro: los de románico y fotografía al pie de los monumentos y los de caligrafía y música medieval con profesoras expertas en la materia, que llevan años colaborando con la Fundación. Junto a los talleres, cursos y seminarios, la Fundación organiza cada año, desde hace nueve, el Coloquio Ars Mediaevalis, “se trata de un encuentro con un carácter más científico, de debate y análisis, que cada año atrae a un buen número de expertos procedentes de distintos puntos de Europa y América”, recuerda Huerta, “es nuestro encuentro más internacional y ha logrado situarnos en el mapa europeo como un referente en arte medieval”.

Entre todas estas actividades, Huerta destaca por su novedad las I Jornadas sobre Arte Románico, que se han organizado en Madrid con la colaboración del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Durante tres sesiones “analizamos algunas de las obras maestras del románico hispano” y la acogida “no ha podido ser mejor”: 120 participantes, lo que las convierte en las más multitudinarias de 2019. De ahí, que desde la Fundación ya estén pensando en la segunda edición.

Minuciosa y cuidada organización

“En cuanto termina un curso, taller o seminario, ya estamos pensando y organizando el siguiente”, explica Huerta, “debemos seleccionar temas, contactar con los ponentes… Es un trabajo intenso, porque en algunos casos llevamos ya más de 30 ediciones y es difícil buscar temas atractivos, que enganchen o aporten novedades”. 

Además, en el caso del Seminario de Historia del Monacato, las Claves o el Coloquio Ars Mediaevalis, los cursos dan lugar a publicaciones que engrosan la línea editorial de la entidad, “tanto los asistentes a los cursos, como los aficionados, están pendientes de cada edición, porque saben que procuramos realizarla desde el rigor científico, recogiendo las investigaciones, en muchos casos novedosas, de expertos en la materia y que tratamos de ilustrarlas para que tengan un tono más divulgativo”, concluye Pedro Luis Huerta, quien agradece, “no solo el respaldo del alumnado, sino también la implicación de los ponentes y la colaboración de instituciones como el Ayuntamiento de Aguilar de Campoo, la Diputación de Palencia, la red Ars Mediaevalis o, este año, el CSIC que se vuelcan con cada una de nuestras propuestas”.

Junto a ellas, otro de los cursos que concentró mayor número de participantes fue el de Las Claves del Románico; que tuvo doble edición -abril y julio- y puso el foco en la representación y los significados de la figura de Satán y el submundo diabólico en época medieval. Ambas convocatorias contaron con siete ponencias y dos recorridos por el entorno, que pudieron disfrutar 182 personas: 72 en abril y 110 en julio. 

Uno de los encuentros de arte medieval más importantes de España

Otras de las actividades destacadas de este año fueron el tradicional Seminario sobre Historia del Monacato, organizado dentro del programa de cursos de verano de la Universidad de Cantabria; y la novena edición del Coloquio Ars Mediaevalis, que ha sido calificado por varios expertos como “uno de los encuentros de arte medieval más importantes de España”. 

En el primero han participado 110 alumnos que se dieron cita en Aguilar de Campoo para conocer de primera mano las herramientas e instrumentos de publicidad que utilizaban los monasterios medievales para conectar con su entorno. Al segundo, más especializado, han asistido un selecto grupo de 35 investigadores que, junto a una decena de expertos de reconocido prestigio internacional, han abordado los conceptos de “Belleza, persuasión y retórica en el arte medieval”.

Descubriendo el románico de forma práctica y didáctica

Además, en el mes de julio se han celebrado cuatro talleres prácticos, que cuentan ya con varias ediciones a sus espaldas. Es el caso, por ejemplo, del Taller Didáctico del Románico, en el que 60 aficionados han visitado las iglesias de Renedo de la Inera, Nogales de Pisuerga, Matalbaniega o Moarves, entre otras, para hablar sobre “El edificio románico como expresión de una época”.  

Por último, otros 49 aficionados del arte románico han participado en los talleres de fotografía del patrimonio (19) y de música (15) y caligrafía medieval (15), en los que han tenido la oportunidad de observar cada detalle de los edificios románicos a través del objetivo de sus cámaras, interpretar los sonidos del Codex Calixtinus o familiarizarse con la escritura carolingia.

 
Valora este artículo
(1 Voto)